Frases con doble sentido

  • Las mujeres se empecinan en que los hombres les bajen la luna, cuando es mucho más divertido cuando les suben las faldas.

  • Costará mucho que te entre, la punta te dolerá como el mismo infierno y te quejarás de dolor al sacarlo. Firma: tu zapato chico.

  • Si bebes para olvidar, sólo conseguirás ver el doble.

  • Tengo ganas para ti, ¿dónde debo ponértelas?

  • Quiero cambiar tu vida, no tu estado civil.

  • Si la frotas mucho, algo grande saldrá (la lámpara de Aladino)

  • Tiemblas cuando te la arriman y sudas cuando te la ponen (la inyección).

  • Hacerlo por la noche te hace dormir deliciosamente (el baño).

  • Hacerle un hijo a una mujer sin estar casado con ella es algo que no tiene nombre y que produce criaturas sin apellido.

  • No soy racista, yo sí acepto negras intenciones.

  • Mi corazón es flexible, pero por debajo de la cintura me pongo totalmente inflexible.

  • ¿Me sacará el café el sueño de que me lleves a tu cama?

  • No hay somnífero tan potente como para quitarme el sueño de hacerte el amor salvajemente.

  • Me muero de ganas de invitarte al cine y justo hay un motel a la vuelta de casa que se llama Cine. ¿Vienes conmigo?

  • Tengo 60 regalos para ti y a cambio de ellos sólo te pido 9 cosas. ¿Qué dices?

  • Tú quieres tenerme a tu lado y yo quiero tenerte abajo, ¿y si empezamos por mi idea y después te doy cinco minutos de la tuya?

  • ¿Son tuyas? ¡Están enormes y tan hermosas! Me refiero a tus hijas, por supuesto.

  • Te quiero dar… no muchas cosas, pero sí de muchas maneras.

  • Dejé a mi novia porque no quería animales en casa; lo dejó muy en claro cuando me gritó: “¡esa perra o yo!”

  • ¿Me la ponés que me da frío? Me olvidé de mi bufanda en casa.

  • Ella me muestra la pechuga y me ofrece los mejores muslos. No hay duda que es la mejor vendedora de pollo del mundo.

  • Siempre pídela por ambos lados; las fotocopias cuestan mucho menos si son doble faz.

  • Pídele que te lo pruebe; un DVD puede venir fallado.

  • Soy como la lluvia, porque me esperas para esta noche y crees que me quedaré toda la semana.

  • Veo que me has echado de menos como nunca. Debes prestar más atención cuando le pones gasolina al tanque.

  • ¿Qué creías que ibas a lograr ignorándome? Hay tres más que están haciendo lo mismo que tú. Ni que fueras tan original.

  • ¿Quieres comer lo más rico que hizo mi mamá? ¡Aquí está delante tuyo! ¡Soy yo mismo!

  • Pónmela contra ese rincón por favor; necesito que la lámpara ilumine el sillón.

  • ¿Hasta dónde se la meto? El cliente elije dónde quiere su garrafa de gas.

  • ¿Es importante si tu pareja tiene pelos en lugares en los que tú no? (La Bestia de La Bella y la Bestia)

  • Cuando tienes falta de sexo se te nubla la visión y te suceden otras cosas más que dice este libro, pero no alcanzo a leerlas con claridad.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS